Connect with us

Espectáculos

Weinstein, el “monstruo” que también acosó a Salma Hayek

Weinstein, el “monstruo” que también acosó a Salma Hayek
Fotografía de Cuartoscuro

En una carta abierta publicada a través del diario New York Times, la actriz mexicana Salma Hayek dio a conocer que su rechazo a las propuestas sexuales de Harvey Weinstein la llevaron a vivir una “pesadilla” durante la realización de Frida, la cinta biográfica sobre Frida Kahlo.

Hayek señaló que Weinstein aparecía en su puerta “ a cualquier hora de la noche, hotel tras hotel, locación tras locación, donde se aparecía inesperadamente”.

La actriz mexicana enlistó las diversas veces en las que rechazó con un rotundo no al director Weinstein, entre las que incluye masajes, duchas y relaciones sexuales y señala que “con cada rechazo surgía la ira maquiavélica de Harvey”.

Hayek cuestiona si las amistades que tenía con personalidades como  Quentin Tarantino y George Clooney la salvaron de sufrir una violación.

El negarse rotundamente a las propuestas de Harvey Weinstein le costaron a Salma amenazas de muerte: “Sus tácticas de persuasión iban desde hablar dulcemente y prometer cosas hasta aquella vez que, en un ataque de ira, dijo las palabras más temibles: Te voy a matar, no creas que no puedo”.

Hayeck confiesa que en primera instancia pensó que su testimonio no era necesario, ya que suficientes mujeres alzaron la voz, pero se dio cuenta que el contar su historia sería el modo de “resolver” ese “capítulo” en su vida, en el que tuvo que enfrentar a Weinstein al grado de llegar a enfrentarlo con una demanda legal.

Salma define a Weinstein como un “apasionado cinéfilo, un hombre atrevido, un mecenas de la industria del cine, un padre cariñoso y un monstruo” y señala el infierno que implicó trabajar junto a él en la película “Frida” en 2002.

Entre los actos que cometió el director fue amenazar con cancelar la grabación de la cinta, aunque aceptó seguir con el rodaje con la condición de que Hayeck grabará una escena de sexo con Ashley Judd, actriz que también denunció acoso por parte de Weinstein.

La escena de sexo generó un ataque de ansiedad a Hayek, “por primera y última vez” en su carrera.

Durante el rodaje de “Frida”, en diversas ocasiones Weinstein cuestionó el trabajo como actriz de Hayek, al grado en el que la hizo dudar de su capacidad como “buena actriz”.

“Para cuando terminamos el rodaje estaba tan deshecha emocionalmente que tuve que distanciarme de los aspectos de posproducción”. afirma la actriz mexicana.

Salma Hayek espera que su historia sirva para entender “por qué es tan difícil” denunciar y por qué sus compañeras esperaron tanto tiempo para hacerlo.

“Los hombres acosan sexualmente porque pueden. Y las mujeres estamos hablando porque, en esta nueva era, por fin podemos hacerlo”, concluye en la carta Hayek.

 

TMP

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad

Recomendaciones

Copyright © 2017 - 2018 La Hoguera