Connect with us

Seguridad

SSP investiga a policías por la desaparición de un menor

Marco Antonio Sánchez Flores
Foto: Especial

La Secretaría de Seguridad Pública capitalina presentó ante la Fiscalía Antisecuestros a los policías vinculados con la desaparición de un menor de 17 años. A través de la Dirección General de Asuntos Internos la SSP inició  la búsqueda del joven, para de esta forma generar los procesos correspondientes a fin de esclarecer el hecho ocurrido el pasado martes 23 de enero.

De esta forma la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México inició una carpeta de investigación por la desaparición de Marco Antonio Sánchez Flores, de 17 años, en la que presuntamente se encuentran implicados al menos cuatro elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

El día 23 de enero  Marco Antonio Sánchez Flores de 17 años tomaba una fotografía a un mural localizado cerca de las inmediaciones del Metrobús Rosario cuando fue detenido por tres policías capitalinos, que lo golpearon y se lo llevaron en una patrulla, según declaraciones de su amigo Bernardo Roberto Reyes García , único testigo de lo ocurrido. Roberto  relató que mientras caminaban, Marco se detuvo para tomar una  fotografía a un graffiti, por lo que le pidió a un joven que transitaba por ahí que posara para su foto. El joven accedió y segundos después tres policías se acercaron para acusarlo de haber asaltado al muchacho.

Según la revista Proceso,  los uniformados insistieron en lo del robo, Marco corrió hasta la estación del Metrobús e ingresó, saltando el torniquete. Los policías lo siguieron y pidieron apoyo a dos compañeros más para detener al muchacho. Una vez que lo sometieron, comenzaron a golpearlo. Roberto trataba inútilmente de que ya no le pegaran, pero los policías siguieron haciéndolo. Minutos después se lo llevaron y lo subieron a una patrulla. Roberto los siguió y les dijo que también lo detuvieran a él. Pero no lo hicieron.

A partir de la declaración de Roberto Reyes, la madre de Marco, María Trinidad Flores Rojas, recurrió a la Comisión de Derechos Humanos de esta capital (CDHDF), cuyo personal logró descubrir que el policía que detuvo a su hijo tiene la placa número 109585 y que en su declaración quedó asentado que no remitieron a ninguna agencia del Ministerio Público a Marco Antonio, que lo soltaron unas cuadras adelante de donde sucedieron los hechos.
La familia de la víctima acudió a la Coordinación Territorial de Azcapotzalco 2, donde se negaron a levantar un acta por la detención ilegal y desaparición del menor.

De esta forma el día de ayer la Secretaría de Seguridad Pública contestó la  solicitud de la Comisiòn de Derechos Humanos del Distrito Federal con la finalidad de esclarecer el hecho. Por consiguiente la SSP genera los protocolos aplicables para el caso.

 

La UNAM informa

Posted by UNAM Universidad Nacional Autónoma de México on Saturday, January 27, 2018

Leer más
Da Clic para comentar
Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad

Recomendaciones