Connect with us

Metrópoli

Al arrancar campañas, así va la pelea por las alcaldías CDMX

Foto: Twitter

Ayer dio inicio el proceso electoral más grande en la historia de la Ciudad de México con más de 3 mil candidatos buscando llegar a ocupar un puesto en las alcaldías, el Congreso estatal o el Congreso de la Unión. Por si esto fuera poco la lealtad e identidad de las delegaciones será puesta a prueba por el surgimiento de la coalición Por México al Frente y por la avanzada del Movimiento Regeneración Nacional.

PRD: Un ejercicio de supervivencia

El Partido de la Revolución Democrática, fuerza dominante en la CDMX desde 1997, enfrenta un proceso electoral de alto riesgo ya que Morena amenaza con despojarlo de sus principales puntos fuertes. Empezando por Iztapalapa, la ‘joya de la corona’ capitalina.

Tanto PRD como Morena mostraron su músculo en la delegación más poblada de la ciudad, así como se responsabilizaron mutuamente por la escasez de agua. Clara Brugada, quien busca volver a la demarcación con el movimiento de Andrés Manuel López Obrador, culpo a la administración perredista de Miguel Ángel Mancera durante su arranque en el Metro Iztapalapa.

Mientras que, apenas a 10 minutos de ahí en la Plaza del Mariachi, Karen Quiroga, sobrina de la actual delegada Dione Anguiano y acompañada por Alejandra Barrales, lanzó un dardo a Claudia Sheinbaum diciendo que, en el pasado, “otros tuvieron la posibilidad de arreglar” el problema del agua. En referencia a la gestión como Secretaria del Medio Ambiente durante el mandato de López Obrador de la hoy candidata a gobernar la ciudad.

En la delegación Álvaro Obregón la situación es aún más compleja, ya que es una de las pocas demarcaciones con tres contendientes con verdaderas posibilidades. Aún con la fuerza del PRD y su dos veces delegado Leonel Luna el candidato Amílcar Granado, quien arrancó con un recorrido por diferentes colonias, deberá sortear al Partido Revolucionario Institucional, segunda fuerza local, y la irrupción de Morena.

Layda Sansores, de Morena, inició con una manifestación en la avenida Vasco de Quiroga que redujo la vialidad a un solo carril y culminó con un acto de protesta exigiendo justicia por los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa. Mientras que Sharon Cuenca, candidata tricolor, también hizo un recorrido que desembocó en una función de lucha libre en Colinas de Tarango junto a Mikel Arriola.

En Coyoacán el dominio de Mauricio Toledo y Valentín Maldonado no bastó para frenar el crecimiento de Morena, que nominó a la ex-delegada María Rojo. En su arranque la actriz contó con el respaldo de Claudia Sheinbaum, Alejandro Encinas y Martí Batres. Mientras que el PRD se decantó por respaldar al ‘gol más hermoso de los Mundiales’ Manuel Negrete, quien un día antes repartió playeras de los Pumas de la UNAM con su nombre y número.

La ‘pareja imperial’ de Víctor Hugo Lobo y Nora Arias pone a prueba su dominio de la Gustavo A. Madero. La perredista recibió el respaldo de Alejandra Barrales, busca tomar la delegación de manos de su marido por segunda ocasión y hará frente al también ex-delegado Francisco Chiguil.

Pese a contar con el respaldo de Morena, los votantes de la GAM aún recuerdan el escándalo del News Devine, por lo que un voto de castigo para los Lobo-Arias y para Chiguil podría abrirle las puertas de la delegación al candidato tricolor Cristian Vargas Sánchez, apodado el ‘dipuhooligan’ por sus actos de vandalismo en la Asamblea Legislativa y apadrinado de Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre.

En Iztacalco la perredista Elizabeth Mateos arrancó apelando a los logros obtenidos por la coalición Por México al Frente. Mientras que Morena envió a César Cravioto y Mario Delgado al arranque de Armando Quintero, quien hizo un llamado a la equidad de género.

El PRD confía en mantener la hegemonía en la Venustiano Carranza con Julio César Moreno Rivera, quien también hizo un recorrido por varias colonias antes de culminar en un mitin donde se pronunció en favor de mejor seguridad, empleo y abasto de agua. Patricia Ruíz Anchondo es la abanderada de Morena designada para evitar que esto ocurra.

Posted by Patricia Ruiz Anchondo on Sunday, April 29, 2018

Morena: El saldo tres años después

En 2015 el entonces naciente partido se hizo con cinco demarcaciones capitalinas. Tres años después el saldo muestra altibajos como escándalos de corrupción y que dos de sus delegados contendieron por la candidatura morenista a la Jefatura de Gobierno. Tal es el caso de Tlalpan, bastión de Claudia Sheinbaum.

En la delegación más afectada por el sismo del 19 de septiembre, el cual destapó varias irregularidades como las registradas en el Colegio Enrique Rébsamen, Morena respalda a otra académica, la ex-rectora de la Universidad Autónoma Metropolitana Patricia Aceves Pastrana. Su principal reto es la candidata del Frente, Alfa González.

En la delegación Cuauhtémoc, ganada por Ricardo Monreal en 2015, Morena busca repetir con Néstor Núñez López, quien mostró músculo en su arranque de campaña. Mientras que el Frente echa al ruedo al ex-presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo, Humberto Lozano, quien fue acompañado por Alejandra Barrales. El PRI, por su parte, abanderó al ex-delegado perredista Agustín Torres.

En Tláhuac, donde el crimen organizado estalló durante el mandato de Rigoberto Salgado, el morenista Raymundo Martínez Vite enfocó su arranque en promesas para los damnificados del 19S. Marco Polo Carballo, candidato del Frente, hizo, por su parte, un reclamo por la seguridad y un llamado a la paz.

Los vecinos de Xochimilco han mostrado su descontento con el mandato de Avelino Méndez. Durante un acto conjunto de Claudia Sheinbaum y López Obrador, los candidatos fueron vitoreados mientras que el delegado recibió abucheos, insultos y acusaciones de corrupción. Su ‘gallo’, José Carlos Acosta Ruiz, tampoco fue bien recibido por simpatizantes de Morena cuando lo nombraron coordinador local, además de que cuenta con cinco sanciones por parte de la Contraloría capitalina.

Su principal rival, la candidata del Frente Ana Julia Hernández, realizó un recorrido masivo por diferentes colonias asegurando que acabará con la corrupción, tomará medidas contra la inseguridad y buscará la mejora de los servicios locales.

Finalmente, Morena intentará retener Azcapotzalco con Vidal Llerenas, mientras que el Frente eligió a la ex-diputada local de Encuentro Social, Luisa Alpízar. Ambos candidatos lucieron concentraciones masivas en sus arranques y recibieron el respaldo de líderes locales de sus respectivos partidos.

PRI: De padrinos y apadrinados

El Revolucionario Institucional, por años relegado al tercer puesto, sufrió la llegada de Morena a la contienda política. Por lo que busca retener las tres demarcaciones tricolores en la Ciudad de México, empezando por Cuajimalpa, donde Adrián Ruvalcaba se ha mostrado dominante desde su llegada.

Ruvalcaba busca repetir en la delegación que ganó por el PRI en 2012 luego de abandonar al PRD y puso fin a la alternancia entre el Sol Azteca y el PAN. En 2015 apadrinó a su sucesor Miguel Ángel Salazar y a la diputada federal Paola Félix Díaz, hoy su rival y candidata de Morena. Hablando de padrinos, el Frente se decantó por José Gonzalo Espina, cercano al panista Jorge Romero.

En la Magdalena Contreras Luis Gerardo Quijano estuvo acompañado por Mikel Arriola. Patricia Ximena Ortiz, la joven candidata de Morena, recibió el respaldo de la senadora Gabriela Cuevas. La militante del Movimiento Ciudadano, Emelia Hernández, es la candidata del Frente y quien buscará que el PRI no repita por segunda vez en una delegación de tradición perredista.

Mariana Moguel, hija de Rosario Robles, es la designada por el PRI para repetir en Milpa Alta. Morena, por su parte, busca regresar a Judith Vanegas Tapia al gobierno de la delegación. Mientras que el Frente presenta a Octavio Rivero, del MC, quien fue cobijado por Xóchitl Gálvez y Patricia Mercado.

PAN: Prueba de identidad

Acción Nacional fue, durante décadas, la única oposición a la hegemonía perredista en la Ciudad de México. Hoy, ante la creación del Frente, sus únicas dos delegaciones viven una crisis de identidad de la que no hay beneficiado claro. Como es el caso de la Benito Juárez, la demarcación “más panista de México”.

Desencantados con los mandatos de “Los Cachorros”, Jorge Romero y Christian Von, y con la posibilidad de un voto de castigo por aliarse con el Sol Azteca, Santiago Taboada apela a la identidad panista de los locales con el respaldo de ex-delegados y hasta de Ricardo Anaya.

Morena apuesta por el único ex-delegado que no se sumó al Frente, Fadlala Akabani, quien gobernó de 2003 a 2006 y a quien se le achaca el boom inmobiliario que hoy se ha complicado en la demarcación. El empresario arrancó su campaña en el Parque de los Venados asegurando que no cobrará sueldo, dinero que irá a becas para estudiantes, y acusó a los últimos delegados de dejar a la Benito Juárez “entre los primeros lugares de inseguridad”.

El PRI intentará dividir y conquistar con el clavadista Carlos Girón, medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Moscú 1980, quien ha iniciado su campaña recriminando a Christian Von el accionar de las autoridades tras el 19S y la ayuda a damnificados.

En la otra joya panista de la Ciudad, la Miguel Hidalgo, Magui Fisher arrancó operaciones con una rodada en bicicleta acompañada por la ex-delegada y candidata plurinominal al Senado de la República, Xóchitl Gálvez. Su principal rival es Víctor Hugo Romo, técnicamente aún militante del PRD, quien busca repetir como el único delegado no emanado del PAN, esta vez con Morena.

Leer más
Da Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad

Recomendaciones